Cuando la naturaleza se manifiesta de una manera tan contundente, a los arquitectos no les queda otra opción que rendirse a sus pies y generar una obra absolutamente respetuosa de su magnificencia. Así lo entendió la oficina Original Vision, al diseñar esta casa ubicada en Phuket, Tailandia.

Villa Amanzi se llama esta magnífica casa, que cuenta con seis dormitorios, está ubicada entre las playas Kamala y Patong, y se arrienda para quienes quieran pasar unas vacaciones de película.

A mí, particularmente, me encantan los contrastes entre arquitectura y naturaleza, esos que realzan las bondades de la tierra y lo que el hombre, de alguna manera, propone. Creo que de esta manera se benefician ambas instancias, se produce un «diálogo» que enriquece el habitar. Eso sí, el respeto por el contexto es fundamental, a través de un sutil equilibrio que no supera ciertos límites. La arquitectura se destaca sin llegar a imponerse. Encuentra la manera creativa de adaptarse al lugar en el que se incluye. Deja que la naturaleza sea. Justamente es lo que ocurre con esta casa inserta en una acantilado. El sitio en el que está ubicada es impresionante, por decir un solo adjetivo que englobe a todos los que se me ocurrieron ni bien vi las fotografías tomadas desde el aire. La casa mira las aguas transparentes del mar de Andaman, en Phuket, Thailandia, un destino conocido para los que buscan exotismo en las vacaciones. Instalarla allí significó, para la oficina Original Vision, con base en Hong-Kong y Phuket, un verdadero desafío constructivo, por lo aislado del lugar y la pendiente tan extrema de la geografía circundante, llena de rocas y grandes árboles.La casa está «clavada» en el suelo rocoso y se levanta desde el nivel de la piscina, la cual parece flotar hacia el acantilado. En este nivel está ubicado el ingreso junto a las estancias de uso común: living, comedor, cocina y terrazas, en un fluir de espacios interiores y exteriores, casi sin distinciones. Arriba, sostenido por las rocas y el ala que se levanta vertical en relación a la pendiente, se ubica el elemento que contiene a los dormitorios – el principal y tres más-. Esta composición permite que el área pública sea, además, una transición entre dos jardines, uno más formal, que mira hacia el mar, en donde están el deck de madera, la piscina y el mobiliario exterior, y otro más íntimo, que está contenido por la pendiente, en donde se destaca una vegetación más profusa y una imagen religiosa.

 

Inspiración arquitectónica

Según Original Vision, la oficina que llevó adelante el encargo de esta casa, “Los elementos que la definen son la vista y la roca. Ellos dominan en cada coyuntura. Resuenan en la primera aproximación, a través de la migración del espacio público al privado, en el living y las áreas familiares, en los jardines, en los dormitorios; y continúan ganándose el respeto por los escalones de la selva tropical que arriban a una plataforma rocosa escondida, flanqueada por la misma grieta que te recibe 60 metros arriba. Una constante referencia a estos elementos infunde una sensación de solidez que contrasta con la apertura de la casa, reforzando el dinamismo y la vitalidad que le rinde homenaje a la magia del lugar”.

 

Postura sustentable

“La sustentabilidad ha sido una verdadera fuerza motriz del diseño de Villa Amazi” aseguran en la oficina Original Vision. “Phuket disfruta del clima monzón, en donde la dirección del viento es predominantemente de este a oeste en la temporada seca y opuesta en la temporada húmeda. Esto nos permite aprovechar el potencial enfriador del Monzón, abriendo los lados este y oeste de la casa. Esto trabaja tan bien que el dueño nos ha comentado que nunca tuvieron que encender el aire condicionado en el living y comedor”. Otras iniciativas sustentables aplicadas en esta obra: pisos de bambú; techos altamente aislado; acumulación de agua de lluvia; respeto por árboles existentes; mantenimiento de la topografía existente; agua de la piscina salada; especies vegetales autóctonas en el paisajismo. 

Desde el principio, el objetivo fue hacer que esta casa armonizara con su locación y entorno. Esto ha sido alcanzado a través de un cuidadoso análisis del estudio e información topográfica, diseñando el edificio para que encajara en el sitio, capitalizando el drama de la roca que atraviesa la obra y la define; desde las primeras aproximaciones hasta todo el camino hacia las piscinas de roca en frente del océano.

Líneas simples y rectas, en volúmenes que se superponen, contrastan con la geografía, a la vez que los materiales materiales nobles y colores neutros se funden con el entorno.